Benchmarking: the guide to begin with

As Sun Tzu said in The Art of War: if you know your enemy, you know yourself.

In this section we find one of the most popular and effective practices, which is not limited to any particular area or a certain size of company: benchmarking.

Many companies have been using this process for years as part of their strategy to improve. The crucial point of this tool is to analyze and learn what your competitors are doing, take them as a basis and study their strategies, methods and techniques to then improve and adapt them to our company. Thus, we will achieve a high level of competitiveness.

As with any process, benchmarking has well-defined stages that must be applied in an orderly way to achieve the improvements we are looking for.

Do you want to know the guide to start the Benchmark?

DOWNLOAD THE GUIDE TO START YOUR BENCHMARK

Do you already have your marketing plan? Meet our 2020 Accelerator:

Benchmarking: la guía para empezar

¿Quieres que tu empresa evolucione? Aplica la metodología del benchmarking a tu empresa. Te contamos en qué consiste y cómo puede hacer crecer tu negocio.

Bien lo decía Sun Tzu en El Arte de la Guerra: si conoces a tu enemigo te conoces a ti mismo. En este apartado encontramos una de las prácticas más populares y efectivas, y que no se limita a ningún área en especial ni a un cierto tamaño de empresa: el benchmarking.

Muchas son las empresas que desde hace años utilizan este proceso como parte de su estrategia para mejorar. Y es que el punto crucial de esta herramienta radica en analizar y aprender lo que están haciendo tus competidores; tomarlos como base y estudiar sus estrategias, métodos y técnicas para después mejorarlas y adaptarlas a nuestra empresa. Así, conseguiremos alcanzar un nivel alto de competitividad.

Como todo proceso, el benchmarking tiene etapas bien definidas que deben aplicarse de forma ordenada para conseguir las mejoras que buscamos.

Sin embargo, hay tres puntos que son básicos para comenzar a plantearte esta estrategia y que te ayudarán a sacarle el máximo partido:

  1. Conócete a ti mismo

Antes de mirar a los demás primero debes observarte a ti mismo. Hacer un análisis FODA de tu propia empresa es la mejor forma de comenzar, pues así podrás darte cuenta de cuáles son las áreas que debes mejorar.

  1. Conoce a tu competencia

Aquí hablamos tanto de la competencia directa como de la indirecta. Identifica como está la participación del mercado y quién o quiénes son los líderes de esa industria, pues observar también lo que hacen los grandes de tu sector pueden ser valiosos ejemplos de buenas prácticas de negocios.

  1. Encuentra las fortalezas de tus competidores

En este punto debes observar toda la información posible, desde el contenido que puedas ver en su página web, hasta quizá visitar las instalaciones o pedir referencias de personas que hayan tenido contacto con la marca. Después, debes enfocarte en aquellas prácticas que hacen fuerte a la compañía y que la posicionan como referente.

No se trata de copiar lo que está haciendo tu competencia, si no de aprender que están haciendo los líderes para implementarlo en tu empresa añadiéndole mejoras.

Pero ¿Qué beneficios puede traer a tu negocio?

  • Mejora tu posicionamiento en los buscadores.

Con un análisis de la competencia conoces las palabras clave con las que ellos se posicionan y con esto puedes estudiar las tuyas y mejorar tus resultados, lo que puede generar más y mejores leads para la empresa.

  • Mejora el engagement con tu público objetivo

Al observar a tu competencia te darás cuenta que tienen un público en común. Si estudias la relación entre ambos, podrás detectar mejoras que te ayuden con tu propia relación con ellos, incluso podrás detectar nuevas necesidades sobre qué es lo que quieren y demandan.

  • Nuevas perspectivas

Si llevas mucho tiempo haciendo lo mismo y no obtienes los resultados que esperas, algo estás haciendo mal. El benchmarking es una forma de abrir los ojos y la mente a nuevas tendencias y nuevas formas de hacer las cosas.

  • Aumenta el valor

Estudiar a tu competencia te ayuda para darte cuenta que valor agregado puedes añadir en tus producto o servicios, que cosas pueden aumentar el valor de tu marca. Es una estrategia que puede retribuirte no sólo en mejores ventas, sino que también mejores aspectos como la reputación.

Recuerda que en la diferenciación está la clave y para eso debes conocer lo que hacen los demás, así podrás adaptar nuevas prácticas y mejorarlas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies