El 70,5% de los trabajadores admite la posiblidad de desarrollar un proyecto en el extranjero según la Guía Salarial elaborada por la consultora Hays

Del total de los 5.000 profesionales encuestados por HAYS, un 78,5% aceptaría un traslado a otra ciudad de España por motivos de trabajo

HAYS, líder mundial en selección de personal especializado, destaca en su Guía Salarial que un 70,5% de los profesionales encuestados, contempla la posibilidad de desarrollar un proyecto en el extranjero, frente a un 78,8% que lo haría en otra ciudad de España. Este porcentaje aumentó un 4% respecto al año pasado, lo que demuestra una mayor flexibilidad de los profesionales ante una menor oferta disponible en el mercado.

En cuanto a los encuestados desempleados, el 71,6% consideraría la posibilidad de desarrollar funciones en otro país distinto de España, un porcentaje que sube hasta el 81,7% si se trata de trasladarse a otra ciudad o región en el territorio español – siempre que el proyecto presentado sea suficientemente interesante.

Para aquellos candidatos que no estarían dispuestos a movilidad geográfica, las justificaciones se encuentran vinculadas a razones personales y familiares. Algunos también señalan las dificultades de adaptación a nuevos idiomas, las nuevas realidades regionales o que su actividad es de ámbito exclusivamente local.

Cambio de trabajo

Por su parte, un 70,7% de los 5.000 candidatos encuestados, admite que es posible o muy posible que cambien de empleo en 2010. Entre los motivos que podrían llevarles a un nuevo proyecto, el 61,4% indicó el salario y un 52,2% la satisfacción profesional.

A continuación, se encuentran las perspectivas de promoción (46,2%), la calidad del proyecto (42%) y la posibilidad de conciliar la vida personal con la profesional (30,6%).

A la hora de retrasar un cambio de trabajo se encuentran diversas razones, como la falta de experiencia, la edad y la adaptación a una nueva cultura empresarial. Para un 26,8% de los profesionales, las ofertas que les han surgido no son coherentes con los objetivos que definen para sus carreras, un 14,3% no fueron incluidos en los procesos de selección en los que se habían inscrito y un 54,4% cree que los salarios ofrecidos no son los deseados.